Skip to content

Con mi canción la gloria va: 70 años

Tal día como hoy, 13 de julio, hace 70 años partían desde España los primeros combatientes que formaron la División Azul. Un contingente inicial de 18.000 hombres de los más de 46.000 que compondrían una memorable página de honor y gloria de la que todo español bien nacido debe estar orgulloso y de la que otros muchos abominan y se avergüenzan, por odio o por ignorancia.

Su espíritu de sacrificio, su valor, su idealismo y su grandioso sentido del honor distinguieron pronto a aquellos miles de voluntarios mal entrenados y mal preparados como una auténtica fuerza de élite.

Respetados por el enemigo, admirados por quienes lucharon a su lado, recordados por el pueblo ruso que encontró en ellos no a un invasor sino a un libertador que siempre le respetó.

Sangre española que tiñó de rojo y gualda la nieve del Este. Gloria hispana que acrecentó su leyenda en tierras lejanas. Caballeros que llevaron el sol a un mundo sombrío y Dios a un cielo vacío.

Honor y gloria a ellos.

12 Comments

  1. Orisson wrote:

    Totalmente de acuerdo, Gonzalo, pero decir que estaban mal entrenados y mal preparados… Habían tenido unas prácticas de tres años, eran probablemente los soldados más fogueados de Europa (e incluso del mundo).

    Miércoles, Julio 13, 2011 at 3:08 | Permalink
  2. Orisson wrote:

    Y me ha encantado lo de que los rusos no vieron en ellos a un invasor sino a un libertador. Eso es algo que las mollejas artríticas de los demócratas nunca podrán comprender: igualito que en Abisinia y el Faceta Nera. Libertadores, muy buena palabra, un término exacto.

    Miércoles, Julio 13, 2011 at 3:11 | Permalink
  3. Gonzalo wrote:

    Gracias Orisson.

    Sobre el entrenamiento, había muchos que llevaban, es cierto, tres años de prácticas. Pero otros muchos -muchísimos- no las habían tenido, sobre todo por haber caído en zona roja. De esos fueron muchos los primeros voluntarios que sentían como si tuvieran que saldar una deuda, la de no haber estado en el frente como sus hermanos.

    De cualquier manera, el escenario de aquí y de allí se parecía como un huevo a una castaña. Los “expertos” decían que era necesario un entrenamiento de 6 a 9 meses y estuvieron 3 semanas en Grafenwöhr y de ahí, andando 1.000 kms hacia el frente durante 40 días.

    Libertadores, sí. Entre los recuerdos que guardo de “el abuelo Luis” (que no era mi abuelo sino el de mi compadre) tengo predilección por el brillo de sus ojos cuando recordaba no los combates ni el fuego ni el frío, sino los abrazos y los vivas que recibían de los campesinos rusos cuando veían que las tropas que avanzaban hacia los pueblos eran españolas.

    Cambiando el tema: Con este desenchufe que tengo, no he visto hasta ayer esa despedida tuya… y encima no me dejas publicarte un mísero comentario…

    Espero que al menos des señales de vida de vez en cuando.

    Miércoles, Julio 13, 2011 at 9:22 | Permalink
  4. En 1936, tras el glorioso Alzamiento Nacional cuyo aniversario celebraremos el próximo lunes, que marcó el inicio de nuestra Cruzada de Liberación Nacional, mi abuelo materno, a la sazón licenciado en medicina, se alistó en la Legión y pasó tres años como médico en su bandera, liberando España del yugo del comunismo. Tras la Victoria de las Fuerzas Nacionales sobre el ejército rojo el primero de abril de 1939, mi abuelo pasó por la correspondiente academia militar para hacer efectivo su empleo de oficial del cuerpo de sanidad. Ya como capitán médico, y tras un destino en Melilla, se alistó voluntario en la Gloriosa División Azul. Las fotos, ya que siempre viajaba con su cámara, y su diario, en el que no dejó de escribir cada día por duras que fuesen las condiciones de vida o terribles las operaciones que tuviera que practicar a sus camaradas mutilados por el frío o las balas enemigas, son escalofriantes y a la vez de una belleza inconmensurable que sólo los que son capaces de sentir la épica del heroismo pueden percibir. Yo, personalmente, no puedo evitar llorar cada vez que los repaso. Y no sólo lloro de emoción, lloro de rabia e indignación cuando veo en qué se han convertido hoy los compatriotas de los voluntarios de la División Azul.

    Miércoles, Julio 13, 2011 at 9:29 | Permalink
  5. Kikas wrote:

    Entre esos miles de voluntarios que se iban a liberar a quien no había pedido que le liberasen, había un buen montón de “involuntarios inducidos” que necesitaban limpiar su expediente por haber sido tibios, o caer en mal lugar tres años antes (Algún ejemplo tambien conozco)
    Como siempre, los paganos, los idealistas que se creyeron la propaganda oficial. Los prebostes del Regimen se mantuvieron bien apoltronados en esa España de posguerra en la que ellos nada sufrían.
    Una bonita manera del gallego de decir sí pero no.

    Miércoles, Julio 13, 2011 at 10:22 | Permalink
  6. Lo de que “no habían pedido” ser liberados, me recuerda al chiste del cubano que llama a su familia desde Miami y al preguntar “¿cómo va todo?” le contestan “no nos podemos quejar”; “me alegro de oir eso” responde el exiliado, “no me entiendes” le aclaran “¡QUE NO NOS PODEMOS QUEJAR!”.
    Las explicaciones simplistas e interesadas sobre la política exterior del Caudillo sí que son “propaganda oficial” pero de los “prebostes” de ahora, que esos sí que no sufren en absoluto mientras a cinco millones de españoles se les niega el derecho a trabajar y ganarse el sustento.
    El Generalísimo Franco hizo lo que como español le correspondía hacer, participar activamente en la lucha contra el comunismo ateo y criminal, el mayor enemigo de la humanidad en aquel momento, sin por ello implicarse en el resto de la contienda mundial, evitando de este modo arrastrar a la Patria al abismo que hubiese supuesto ligar nuestro destino al del régimen criminal de Adolfo Hitler.
    Eso es saber ser un estadista, sin desviarse un ápice de los principios éticos y morales que deben regir la actuación de un buen gobernante cristiano.

    Miércoles, Julio 13, 2011 at 12:22 | Permalink
  7. Kikas wrote:

    No podría haberlo dicho yo mejor para que quedase clarinete. Me has ahorrado una explicación
    Gracias

    Miércoles, Julio 13, 2011 at 16:32 | Permalink
  8. Orisson wrote:

    Fundamental: “Embajador en el Infierno”. Debería ser libro de lectura obligada en secundaria, y no el libro de buen amor.

    Jueves, Julio 14, 2011 at 0:19 | Permalink
  9. Orisson wrote:

    Por cierto, los rusos SÍ habían pedido que liberasen a su patria. Al menos los rusos que sí podían hablar, los rusos blancos que había por toda Europa.

    Jueves, Julio 14, 2011 at 0:21 | Permalink
  10. LFU wrote:

    Vuestra sangre no merece el olvido, la esterilidad ni la traición. Caídos de la División Azul: PRESENTES

    Un abrazo

    Jueves, Julio 14, 2011 at 9:48 | Permalink
  11. AFP wrote:

    Es cierto, eran vistos más como libertadores que como invasores, pues fueron a Rusia a luchar no contra los rusos sino para salvar a los rusos y defender la Europa cristiana del comunismo sovietico, que es lo mismo que habían hecho poco antes en España.

    Jueves, Julio 14, 2011 at 23:01 | Permalink
  12. Gonzalo wrote:

    Hablando del compadre…

    Viernes, Julio 15, 2011 at 10:18 | Permalink

One Trackback/Pingback

  1. Bitacoras.com on Jueves, Julio 14, 2011 at 11:24

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Tal día como hoy, 13 de julio, hace 70 años partían desde España los primeros combatientes que formaron la División Azul. Un contingente inicial de 18.000 hombres de los más de 46.000 que compondrían una memorable pág…..

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *
*
*